Una persona cansada aún puede tirar de voluntad -esa herramienta de doble filo- pero difícilmente podrá conectarse con su deseo.

Cansadas, perdemos la capacidad de imaginar, de soñar, de querer-desear, de proyectar(nos). El descanso es la base sobre la que se construye una vida rica, que para mí es sinónimo de una vida consciente y con significado. Por eso deberíamos considerar el descanso como algo sagrado. Y tomarnos en serio las consecuencias prácticas de esta consideración.

No digo que sea fácil. Digo que es perentorio.

Cansadas, dejamos de escucharnos y de sentir y nos alejamos de nuestras más íntimas ilusiones y deseos. Sin deseo, no podemos movernos en una dirección correcta para nosotras. Perdemos el sentido. Y sin sentido, la vida se torna árida y gris.

Y, ahora, la dura realidad: si tú no velas por tu descanso, nadie lo hará. Sé que preferirías que alguien viniera al rescate, quizá incluso que una versión más o menos disimulada de la figura del príncipe montado en su blanco caballo peleara por ti, pero eso no va a ocurrir. Y puede que incluso sea mejor así.

Tu vida cambiará el día que descubras que la persona que estás esperando eres tú misma.

Ahora bien, no nos conformemos con esto. Esto es solo el punto desde el que partir. Tenemos ante nosotras la tarea de impulsar nuevas formas sociales que definitivamente desliguen maternidad y sacrificio.

– ¿Cómo estás?
– Bien… Cansada.
– ¿Cómo estás?
– Cansada…
– ¿Cómo estás?
– Bueno, bien, muy cansada, ya sabes…

Esa es la verdad de nuestra vida ahora. No me importa si colechas o si usas cuna, si das teta o biberón, si trabajas también fuera de casa o siempre dentro. Si descansar se ha convertido por largo tiempo en algo utópico en tu vida, perteneces al mismo club. No al de las buenas madres, no al de las malas madres. Al club de las madres agotadas. Y una persona agotada es por definición alguien que se queda vacío y sin nada que dar.

Es el momento de pararse a pensar y ordenar prioridades.

Es el momento de ser más inteligentes que nunca. La tarea lo requiere.

El descanso es nuestro legítimo derecho. Conquistémoslo.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Únete a nuestra tribu para mantenerte al día de nuestras últimas actualizaciones.

Te has registrado correctamente. Muchas gracias.